Por qué contratar a un agente inmobiliario es la mejor manera de vender tu casa

Vender un piso o una casa no es un juego de niños. Como propietario, puedes pensar que vender tu propiedad por tu cuenta es fácil y te ahorrará dinero. Pero es un proceso que lleva mucho tiempo, requiere habilidades específicas y es fácil cometer errores. Y el mayor error es subestimar la cantidad de esfuerzo, tiempo y coste que supondrá el proceso. Así que, antes de lanzarte a este proceso y descubrir que necesitas unas habilidades de negociación excepcionales, conocimientos jurídicos y conocimientos de mercado para vender tu casa sin un agente inmobiliario profesional, lee este artículo. He aquí algunos argumentos que demuestran que recurrir a un agente inmobiliario bien vale el precio de la comisión.

1) Los agentes inmobiliarios tienen acceso a grandes redes de anuncios para ayudarte a vender tu propiedad más rápidamente

Los agentes inmobiliarios tienen conexiones con compradores y contactos a los que mantienen informados de sus nuevos anuncios en el mercado. Difunden rápidamente la noticia de la propiedad que acaban de poner en venta. Así que, aunque creas que tienes una amplia comunidad que compartirá tu anuncio, sin duda será un grupo mucho más pequeño de compradores potenciales. Un grupo pequeño de compradores potenciales no tendrá mucha demanda. Tardarás más en vender tu casa y probablemente no conseguirás el valor que esperabas. 

Además, ten en cuenta que en algunos países los compradores contratan a agentes inmobiliarios para que les ayuden a encontrar una nueva vivienda. En estos países, el agente inmobiliario del comprador puede desanimar a sus clientes a ver o incluso a hacer una oferta por una casa que ha sido puesta en venta directamente por el propietario. Los agentes han tenido a menudo experiencias negativas con este tipo de vendedores, que fijan un precio poco realista, generalmente no saben lo que hacen y tienen un apego emocional a su casa.   

Por otro lado, los agentes inmobiliarios tienen acceso a los servicios de anuncios múltiples (MLS), sobre todo si son redes de anuncios internacionales, donde existe la posibilidad de que millones de compradores vean el anuncio de la vivienda.  Los vendedores a menudo no pueden incluir su casa en la MLS y/o deben pagar de su bolsillo para comercializarla. 

Esto nos lleva a nuestra siguiente razón por la que contratar a un agente inmobiliario vale el precio de la comisión. 

2) Los agentes representan y defienden tus propios intereses sin que tú te involucres emocionalmente

Vender tu propia casa es un proceso emocional y contratar a un agente para que represente tus intereses mantendrá tus sentimientos personales alejados del negocio de la venta de la casa. Con un agente representante, es menos probable que el vendedor cometa errores, como poner un precio excesivo, ofenderse por las ofertas bajas o no maximizar su posición en las negociaciones. El profesional del sector inmobiliario se comunicará con los posibles compradores en nombre del vendedor sin el ansia, la desesperación o la falta de cooperación que pueden surgir en una situación en la que intentas vender tu propiedad por tu cuenta. 

Sin un agente representante, también tendrás que lidiar directamente con el rechazo, la decepción y los comentarios negativos. Un agente puede plantear estas situaciones de forma constructiva, aconsejando y analizando tus opciones y respuestas desde un estado menos emocional. La venta de una casa siempre tiene un grado de emoción, pero ésta será más fácil con un agente que represente tus mejores intereses y esté del lado del vendedor. Un agente es el catalizador que separa el apego emocional por la casa del acto de realizar un negocio.

Los agentes inmobiliarios sirven de enlace entre los agentes, las entidades de fianzas, las empresas de titularidad y los inspectores, mientras que tú tendrás que hacer todas estas negociaciones por tu cuenta. 

3) Los agentes inmobiliarios aportan un valor añadido al proceso de venta

Si vendes una casa sin agente, los gastos de puesta en escena, captura de fotografías o vídeo y pago de la comercialización corren de tu cuenta.  Estos gastos pueden sumarse y volverse bastante caros. No olvides el tiempo y el esfuerzo que supone organizar jornadas de puertas abiertas y visitas con cita previa, donde debes compaginar las visitas con tu horario habitual. Habrá una avalancha de consultas, a menudo de clientes potenciales no cualificados, gente que solo tiene curiosidad por ver el interior de la casa. Ten en cuenta que, al vender tu casa por tu cuenta, no siempre evitarás todos los honorarios de los agentes inmobiliarios, ya que lo más probable es que el agente del comprador pida una comisión (normalmente del 3 al 5 %, según el país) por la venta de la casa por sus servicios al comprador.  

Para la mayoría de los vendedores, contratar a un agente para que se ocupe de estas cosas les merece la pena. Un agente inmobiliario te ayudará a preparar tu casa para los posibles compradores, a hacer fotos, a elaborar vídeos o renders de alta calidad y a incluir la casa en el Servicio de Anuncio Múltiple (MLS) y en los portales de anuncios. Las jornadas de puertas abiertas, las citas para ver la vivienda y las consultas con los posibles compradores se programarán en el horario del agente inmobiliario, para que no tengas que ausentarte del trabajo y reorganizar tu vida para mostrar la vivienda. Esto te ahorra tiempo y energía. 

Por cierto, las estadísticas muestran que, de media, se obtiene más dinero de una venta con un agente inmobiliario que en una venta personal. (NAR)    

4) Un agente inmobiliario conoce todos los aspectos legales de la venta de un inmueble 

La venta de una casa es un contrato legal, por lo que un vendedor que vaya por su cuenta tendrá que negociar y gestionar todo el papeleo asociado a este proceso. Hay un proceso legal para interactuar con el comprador, su abogado, el inspector de viviendas, el tasador y el banco. Hay un proceso legal para interactuar con el comprador, su abogado, el inspector de viviendas, el tasador y el banco. Si no estás familiarizado con los aspectos legales, la terminología y el proceso, puedes encontrarte con dificultades legales, si no lo haces correctamente.  Algunas jurisdicciones tienen normativas específicas para la venta de una casa y puede que ni siquiera te permitan cerrarla sin que esté presente un abogado inmobiliario.  

Los agentes inmobiliarios intermediarán en las negociaciones y la transacción comercial entre los agentes, las entidades de fianzas, las empresas de titularidad, los abogados, los inspectores y todos los pasos mencionados anteriormente. Un agente inmobiliario conoce los aspectos legales de la venta de una propiedad y su servicio en tu nombre puede hacer que no acabe con una demanda en sus manos. Si tú vendieras todas tus casas, probablemente venderías de 1 a 2, pero un agente inmobiliario negocia esa cantidad de casas en una semana, ya que es su trabajo a tiempo completo.  Por eso conocen todos los secretos del oficio y son los más capacitados para apoyarte en todo el proceso de venta de tu piso o casa. 

5) Ser agente inmobiliario es un trabajo a jornada completa  

Muchos vendedores que intentan vender sus propiedades por su cuenta creen que se ahorran los costes de contratar a un agente inmobiliario, pero a menudo no tienen en cuenta el precio que pagan en otras áreas; como el tiempo que dedican y la falta de experiencia. Si no puedes ausentarte del trabajo cada vez que un comprador quiere ver tu casa o excusarte de tus compromisos para negociar y presentar el papeleo, tu propiedad puede permanecer en el mercado más tiempo del que debería, lo que puede hacer que los compradores sospechen que hay algún problema con tu casa. Esto te cuesta dinero, ya que cuanto más tiempo esté tu casa en el mercado, por lo general se venderá por menos.       

Un agente inmobiliario dedica tiempo y energía a vender la casa, mientras que los vendedores suelen tener dificultades para gestionar las visitas y las citas. Por estas razones (y otras más), contratar a un agente inmobiliario significa que el vendedor se beneficia del servicio de un profesional a tiempo completo. Un agente inmobiliario asesorará al vendedor sobre la puesta en escena, le aconsejará sobre el mejor precio de venta para el mercado, encontrará y calificará a los posibles compradores nacionales y extranjeros, y gestionará las consultas, las visitas y las ofertas. Los agentes trabajan muchas horas, incluidas noches y fines de semana, para vender la casa por el precio adecuado en el menor tiempo posible. Los agentes inmobiliarios conocen el mercado, reconocen las tendencias de compra y comprenden las normas legales del sector. Cuando contratas a un agente inmobiliario, obtienes el beneficio de la experiencia en ventas que se ha ganado gracias a un compromiso a tiempo completo con la profesión, algo que un vendedor medio no podría ni acercarse a igualar. 

Ventajas de contratar a un profesional inmobiliario     

Las personas que venden sus propiedades por su cuenta esperan obtener más beneficios con la venta de su casa.   Sin embargo, los agentes inmobiliarios tienen la experiencia y las habilidades necesarias cuando se trata de fijar precios, comercializar y negociar.Por ello, puedes acabar ganando menos dinero con la venta que si hubieras contratado a un agente y pagado una comisión. También puede llevar mucho más tiempo vender la casa por ti mismo, ya que el alcance del mercado del vendedor está limitado a su presupuesto y restringido a sus conocimientos sobre dónde comercializar. ¡Vender una casa por ti mismo significa que se apoderará de tu vida!Tienes que comprender la inversión de tiempo, esfuerzo y dinero que supondrá realizar una venta por tu cuenta. En conjunto, es posible que quieras considerar otras opciones para vender tu casa.  

Descubre más sobre Vender con Properstar 

Properstar te ayuda a vender tu inmueble al mejor precio a través de su red de agentes cualificados. Empieza simplemente estimando el precio de tu inmueble, ¡es gratis y sin compromiso! 

Cómo funciona: 

Cuéntanos tu proyecto. Introduce la información principal relativa a tu propiedad, así como tus datos de contacto para que podamos ponernos en contacto contigo rápidamente.  

  • Primero, te enviamos una propuesta de 3 agentes. Nuestro algoritmo selecciona los 3 agentes más adecuados para la venta de tu inmueble. Se organiza una visita para que te conozcan y realicen la evaluación. 

  • En segundo lugar, hacemos una estimación precisa. Cruzamos las estimaciones de los tres corredores con las del programa informático utilizado por los establecimientos bancarios, para determinar el precio de venta más justo. 

  • En tercer lugar, eliges a tu agente entre los tres que te hemos propuesto. La elección final del agente depende totalmente de ti. 

Y, por último, vendemos tu inmueble. Nuestro sistema de comisiones por rendimiento te ofrece la garantía de vender tu inmueble al mejor precio. 

Contacto

email-1

Contacto

email-1