Hipotecas a partir de los 60 años

La edad de 60 años ya no se considera "vieja", ya que mucha gente sigue trabajando hasta los 70 años, pero hay que tener en cuenta algunas consideraciones adicionales si quieres conseguir una hipoteca a los 60 años o más 

La edad por sí sola no te impedirá conseguir una hipoteca para tu nueva casa, pero tendrás que demostrar que aún puedes cumplir los requisitos de financiación, especialmente si estás jubilado. Veamos con más detalle cómo debe plantearse la obtención de una hipoteca para los mayores de 60 años, y cómo funciona en los destinos populares de jubilación en el extranjero 

¿Hay un límite de edad para las hipotecas?   

Es ilegal que un prestamista hipotecario rechace tu solicitud por tu edad. Puedes obtener un préstamo a cualquier edad si cumples los requisitos financieros. La prueba de ingresos fijos puede ser limitante si estás jubilado (o a punto de estarlo). Lo más importante para el prestamista no es tu condición de jubilado, sino tu capacidad para devolver el préstamo 

¿Qué necesito para conseguir una hipoteca si tengo más de 60 años 

Tendrás que ser capaz de demostrar tu capacidad para devolver el préstamo.

  • Prueba de ingresos: Demuestra que recibes unos ingresos fijos y que puedes hacer frente a los pagos del préstamo de forma consistente, lo que puede incluir una combinación de pagos de pensión y jubilación 
  • Deudas: Detalla tus deudas pendientes, como tarjetas de crédito, préstamos e hipotecas actuales 
  • Relación entre deudas e ingresos: Una comparación de todas tus deudas con todos tus ingresos. Los proveedores de hipotecas utilizan este cálculo para determinar si estás cualificado para una hipoteca 
  • Calificación crediticia: Los prestamistas quieren ver que tienes una buena calificación crediticia 

Tu prestamista deseará ver esta información tanto si estás jubilado como si no 

 

Los bancos y las instituciones crediticias establecen estrictos criterios de préstamo para la financiación de hipotecas y todos los solicitantes deben cumplir esos requisitos, pero cuando tienes más de 60 años, una hipoteca a largo plazo tendrá algunas restricciones. Los prestamistas han establecido que el límite máximo de edad para una hipoteca tradicional oscila entre los 70 años y un máximo de 80. Puedes ver cómo los prestatarios de 70 años no podrían conseguir una hipoteca a 25 años, ya que tendrían 95 años cuando terminaran de pagar el préstamo 

 

Las restricciones de edad también están afectando a los solicitantes más jóvenes. Por ejemplo, muchas personas de cincuenta años están descubriendo que, debido a los límites de edad de los préstamos, el plazo de su hipoteca sobre la vivienda es más corto (menos de 20 años), lo que implica pagos mensuales más elevados. 

Jubilarse en Francia   

Francia tiene fama de ser un destino inmobiliario y de calidad de vida para los jubilados extranjeros y en especial los del Reino Unido. Las personas de entre cincuenta y sesenta años que quieren comprar en Francia suelen seguir trabajando y teniendo unos ingresos estables. Los prestamistas franceses se percatarán de su edad y se preguntarán cuándo van a jubilarse y qué impacto tendrá la jubilación en sus ingresos. Por tanto, el colchón financiero de ahorros líquidos o inversiones es muy importante para los prestamistas franceses 

retirement-in-france

En Francia, si tienes más de 60 años, se te exigirá lo que se denomina Póliza Senior; que es un seguro de vida de protección hipotecaria que aumenta en proporción a la edad del prestatario. La edad máxima al final del plazo de la hipoteca no puede superar los 75 u 80 años, porque la prima del seguro de vida se vuelve mucho más alta con la póliza senior, lo que repercute en la Tasa Anual Equivalente (TAE) de forma significativa 

Los préstamos hipotecarios franceses están fuertemente regulados y sujetos a un tope legal, llamado "Taux légal de l'usure". Esto significa que las hipotecas fijas con un periodo de amortización de 10 a 20 años no pueden superar una TAE máxima establecida, lo que limita enormemente las opciones de financiación para el cliente senior. (French Entrée)   

Asegurar una hipoteca en España  

Si estás pensando en jubilarte en España y tienes más de 60 años, puedes conseguir una hipoteca si recibes una pensión. Puedes nombrar a un avalista (a menudo un familiar) al solicitar una hipoteca para jubilados en España, lo que también puede darte algunas ventajas fiscales si haces constar al avalista como copropietario de la vivienda.   

Cada vez más extranjeros compran viviendas en España. El Centro de Información Estadística del Notariado (CIEN) informa de que, en el segundo semestre de 2021, las ventas de inmuebles a compradores extranjeros en España aumentaron un 41,9%. Según los datos del Registro de la Propiedad en España, el 7% de las hipotecas inmobiliarias emitidas en España fueron firmadas por ciudadanos extranjeros. 

Si has tomado la decisión de comprar una casa en España a partir de los 60 años, considera que si ya tienes una vivienda particular, puedes venderla, lo que aumentará tus ahorros para la compra de la nueva propiedad española. Recuerda que los mayores de 65 años pagarán el impuesto sobre la renta por las plusvalías derivadas de la venta. También podrías alquilar tu vivienda actual y utilizar los ingresos del alquiler para tus ingresos totales 

Hipotecas en Portugal  

Comprar una propiedad en Portugal es una buena inversión, ya que puedes beneficiarte de los bajos tipos de interés de las hipotecas, o bien puedes acogerte al Programa de Visado de Oro de Portugal. Descubre más sobre la compra en el extranjero en nuestra guía sobre la compra de propiedades en Portugal 

Financiación de una propiedad con Visado de Oro - Si la propiedad cuesta 500.000 euros, debes pagar los 500.000 euros en efectivo. Sin embargo, si la propiedad cuesta más de esta cantidad, por ejemplo 600.000 euros, puedes obtener una hipoteca por los 100.000 euros restantes. 

El plazo máximo de la hipoteca suele ser de 40 años en Portugal para los residentes vigentes; personas que llevan más de 2 años pagando el impuesto sobre la renta portugués. Pero si tienes 60 años, por ejemplo, no podrás contratar una hipoteca a 40 años, ya que los bancos solo prestan hasta los 75 años. Como jubilado, puedes adquirir una hipoteca en Portugal siempre que tengas unos ingresos de pensión estables. La mayoría de los bancos no ofrecen una hipoteca a las personas mayores de 70 años.    

A los solicitantes de hipotecas de mayor edad se les pedirá que incluyan un seguro de vida si piensan obtener una hipoteca en Portugal. Algunos bancos exigen siempre un seguro de vida, mientras que otros no pueden incluirlo para sus clientes no residentes. Esto no depende de la edad. La mayoría de los bancos portugueses ofrecen seguros, o puedes hablar con un corredor de seguros que podrá ofrecerte algunas opciones.   

Los pensionistas y las hipotecas en Suiza 

Si quieres financiar una vivienda en Suiza cuando estés cerca de la edad de jubilación, o ya estés jubilado, verás que los bancos suizos están aumentando sus criterios de asequibilidad de las hipotecas. Los bancos suizos tienen varios controles de seguridad en su proceso de concesión de hipotecas, entre los que se encuentran los nuevos requisitos de patrimonio de los propietarios, las nuevas normas de amortización y el estricto cumplimiento de los principios de valoración más bajos.

retiring-in-switzerland-from-us

Los bancos suizos también se han vuelto más rígidos en sus inspecciones de asequibilidad de las hipotecas. La "regla de oro de la financiación de la vivienda" es que las tasas hipotecarias más los gastos adicionales no deben suponer más de un tercio de los ingresos del prestatario. Los ingresos de un jubilado suizo son, por término medio, un tercio inferiores a los que tenía antes de la jubilación. Por este motivo, un buen número de pensionistas no puede cumplir los requisitos de asequibilidad.  

Sin embargo, hay algunos bancos que ofrecen alternativas. Entre ellas, compartir la propiedad con otros miembros de la familia o pignorar parte de tus ahorros en una hipoteca, transfiriendo el dinero o los valores a tu banco prestamista. 

Una hipoteca inversa o "hipoteca para mayores", es un producto financiero que se ofrece casi exclusivamente a las personas mayores. Normalmente, las hipotecas inversas tienen tipos fijos y un plazo de hipoteca de 10 años o más. Es importante tener en cuenta que, si quieres dejar tu casa a los beneficiarios o esperas venderla en el futuro, una hipoteca inversa no es una buena idea 

Por qué un jubilado puede querer una hipoteca  

Hay varias razones por las que puedes querer pedir una nueva hipoteca a partir de los 60 años:  

  • Un mejor ajuste: puede que quieras comprar una casa que se adapte a tus necesidades a medida que envejeces, como dormitorios en la planta principal y menos escaleras.
  • Adaptarse al cambio: puede que prefieras reducir el tamaño de tu vivienda, cambiar de escenario o hacer otros cambios en tu estilo de vida que encajen con tus planes de jubilación.   
  • Ingresos adicionales: puedes liberar el patrimonio de tu vivienda actual o complementar los ingresos de tu jubilación alquilándola 

Las hipotecas para personas mayores entrañan riesgos, ya que contraer una nueva deuda puede ser una iniciativa arriesgada si estás jubilado o planeas jubilarte pronto. Sin embargo, la conclusión es que conseguir una hipoteca cuando tienes más de 60 años es casi lo mismo que conseguir una hipoteca cuando eres más joven, si puedes demostrar a los prestamistas que tienes una fuente de ingresos fiable

Ponte en contacto con un especialista en hipotecas 

email-1

Contacta con un especialista en hipotecas 

Artículos recientes

  • 30-jun-2022 9:09:06 |
  • Seb de Lavison

Estima el valor de tu propiedad de forma gratuita

email-1